España busca empleo.

¿Qué haces prejubilado con 49 años, dos hijos y ocho millones en el banco?” Era la queja de Javier Bardem en Los lunes al sol. Los millones, claro, eran de pesetas. Y los trabajos, fijos. Eran otros tiempos. Aquella película de Fernando León de Aranoa se estrenó en 2002, cuando España contaba con una tasa de paro de mayores de 25 años que no llegaba, ay, al 10%. La historia de un grupo de trabajadores de mediana edad que perdía su empleo en un astillero y pasaba los días fumando Ducados, jugando a la primitiva y bebiendo botellines en el bar que uno de ellos montó con la indemnización encarnaba el retrato del desempleo en España.

Algo más de una década después, la ficción queda obsoleta en un país con uno de cada cuatro españoles activos en paro, el doble en el caso de los jóvenes. Más de la mitad de los desempleados supera el año sin trabajar y ya no recibe ninguna prestación para pasar sus lunes al sol.

Cuando en 2008 el desempleo en España empezó a desbocarse, nadie imaginaba que podría llegar a triplicarse. Pero seis años después, por fin, el mercado laboral está dando los primeros síntomas de la anhelada recuperación. Palabra esta que conviene sujetar aún con alfileres. España no recuperará los niveles de empleo precrisis probablemente hasta 2023, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Eso sí, hay cierto consenso en que el cambio de ciclo ha empezado. ¿Espejismo o realidad?

Veamos las últimas cifras. Octubre empezó con 4.447.650 personas apuntadas en las oficinas públicas, según el Ministerio de trabajo. Pese a que el último mes del verano es tradicionalmente malo para este indicador, por el fin de los contratos estivales, este año trajo buenas noticias. Registró el menor incremento desde 2007 (unas 20.000 personas más, frente a las 70.000 que subía de media en los últimos seis años). Descontando el efecto calendario, el paro habría disminuido en 33.127 personas en septiembre, el mejor dato para este mes de toda la serie histórica, es decir, desde 1996.

Pero las buenas noticias habían empezado tres meses antes. En julio, la EPA del segundo trimestre mostró la primera variación anual positiva de la tasa de empleo en seis años. El aumento era ligero (del 1,12%), pero aumento al fin y al cabo.

“Es cierto que ha cambiado la tendencia de la economía”, afirma Ángel Laborda, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). “Hemos dejado atrás la fase recesiva y estamos empezando la recuperación. Podemos discutir si ésta será más o menos lenta. Pero ya empezó”. Y subraya: “Es la primera vez que el empleo en España inicia su recuperación a la vez que el PIB. Pensábamos que tardaría en percibirse tres o cuatro trimestres, pero ha sido simultáneo y esta es la mejor prueba de que algo ha cambiado”. Antes, para generar puestos de trabajo, la economía necesitaba crecer por encima del 2%. Este año ha probado que con el 0,9% le basta.

¿Qué ha cambiado para que España cree empleo creciendo tan despacio? “Durante la recesión ha habido un ajuste de plantillas brutal, nunca había habido una destrucción de empleo semejante”, añade Laborda. “Las empresas se quedaron con plantillas mínimas y en cuanto empieza a repuntar la demanda necesitan ampliar sus equipos. La desaparición de muchas empresas hace también que las que han quedado en pie se encuentren con que tienen más cuota de mercado y menos competencia”.

La reforma laboral también ha cumplido su parte, al permitir bajadas de salarios y facilitar la contratación a tiempo parcial. La mala noticia es que ahora las dos terceras partes del empleo que se crea es temporal (los contratos por horas ya suponen, de hecho, un 16,4% del total). La buena, que las empresas han perdido miedo a contratar gracias a la flexibilidad y la bajada de los costes laborales.

“Muchas empresas han podido transitar la crisis sin despidos gracias a la mayor flexibilización del marco legislativo”, explica Federico Durán, catedrático de Derecho del Trabajo y socio de Garrigues. “La reforma laboral ha permitido hacer cambios en las condiciones de cargas de trabajo de manera más ágil. Ahora los jueces aceptan que se preserve el empleo reduciendo los salarios o modificando las condiciones de trabajo”.

Una de las sorpresas ha sido que no solo se está creando empleo en turismo y servicios, también aumenta en ocupaciones como servicios profesionales, sanidad, educación y hasta industria, sobre todo en los sectores más exportadores. Este es, según los expertos, un indicador importante de que la recuperación de las últimas cifras de empleo no se debe a causas puntuales, sino que es generalizada y, de momento, consistente.

Según las previsiones de Funcas, la creación de empleo (considerando la suma de horas trabajadas equivalentes a jornadas a tiempo completo), ascenderá al 0,7% este año y el 1,5% el próximo. La temporalidad se había reducido durante la crisis precisamente porque fueron los eventuales los primeros en ser despedidos y ahora vuelve a aumentar. El 80% de los que trabajan a tiempo parcial son involuntarios.

Aena crea su nuevo consejo

Las incógnitas sobre la composición del consejo de administración de Aena están despejadas. Los tres dominicales en representación de los inversores de referencia son Juan March, vicepresidente de Banca March y de Corporación Financiera Alba; Jorge Gil Villén, consejero delegado de Ferrovial Aeropuertos, y Christopher Anthony Hohn, fundador y consejero delegado del fondo TCI.

 

ACS vende concesiones en España por 175 millones

ACS ha comunicado esta mañana a la CNMV la venta del 80% de sus participaciones en distintas concesiones de infraestructuras por un importe de 175,2 millones de euros. La operación supone una plusvalía neta de 44,7 millones de euros y el comprador es el fondo holandés DIF. La compañía no ha ofrecido ese detalle al mercado, al no estar firmada la operación, aunque hay información al respecto depositada ante la Comisión Europea.

Los activos afectados son distintos intercambiadores de transportes de Madrid, el Hospital madrileño de Majadahonda y la línea 9 del Metro de Barcelona. De este modo, ACS insiste en un plan de desinversión de activos no estratégicos que incluye la división de energías renovables. La comunicación a la CNMV subraya que el valor de empresa del 100% de los activos en los que ACS ha vendido el 80% de sus participaciones asciende a 1.332 millones.

La operación está sujeta al cumplimiento de las condiciones habituales de este tipo de transacciones, como son las autorizaciones administrativas y de las entidades financieras.

 

El ‘pequeño Nicolás’ decía ser asesor de la vicepresidenta

El juzgado de instrucción número 24 de Madrid ha acordado la puesta en libertad provisional sin fianza de  Nicolás Fernando, el joven de 20 años detenido tras hacerse pasar por asesor de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáen de Santamaría, que, aseguraba, mediaría en la venta de un inmueble en Toledo, labor por la que solicitó 25.000 euros a su víctima.

En el auto la juez Mercedes Pérez Barrios explica que Nicolás Fernando entregó a la víctima un dossier con la supuesta firma del Subsecretario de Estado que facilitaría la operación. Nicolás Fernando ha reconocido que dicho informe lo había realizado él mismo escaneando las firmas. El jóven se desplazaba por Madrid en vehículos de alta gama a los que añadía un luminoso semejante al que emplean las fuerzas de seguridad para engañar a sus víctimas y lograba colarse en actos oficiales al que acudían personalidades de alta responsabilidad del Estado.

“Vaya por delante”, escribe la magistrada en el auto, “que esta instructora no acierta a comprender como un joven de 20 años con su mera palabrería aparentemente con su propia identidad puede acceder a las conferencias, lugares y actos a los que acudió sin alertar desde el inicio de su conducta a nadie, por muy de las Juventudes del Partido Popular que manifieste haber sido”.

En el informe del médico forense se señala sobre el joven Nicolás que observa en el detenido “una florida ideacción delirante de tipo megalomaníaco”. Por esta razón la juez no contempla prisión para Nicolás Fernando, recordando que una medida tan grave es de carácter excepcional.

“Ofrecemos una foto fiable del aprendizaje del alumno”

Educación y aprendizaje todavía no caminan de la mano, pero eso puede cambiar con proyectos como el de la editorial española Santillana y la empresa tecnológica norteamericana Knewton. Ambas compañías han acordado unirse para crear una plataforma de aprendizaje adaptativo que sirva para que los profesores puedan dirigir sus lecciones y sus esfuerzos de manera individualizada, gracias al análisis de los datos que recopila la herramienta.

Tanto Manuela Lara, directora de proyectos y desarrollos de Santillana Negocios Digitales, como José Ferreira, director ejecutivo de Knewton, están trabajando mano a mano para terminar de depurar un útil que podría estar preparado a partir de primavera de 2015.

Pregunta. ¿Cómo nace la alianza entre estas empresas?

Manuela Lara. Estamos enfocados a la transformación digital y todo lo que trae consigo la tecnología para el mundo de la educación y en particular todo eso se traduce en el mundo del aprendizaje adaptativo. Para ello, decidimos aliarnos con Knewton por la calidad, la solidez y solvencia que tienen sobre todo en Estados Unidos.

Jose Ferreira. Durante los últimos años nos hemos dado cuenta de que Latinoamérica y Europa se han puesto muy al día en lo que a aprendizaje adaptativo se refiere. Estaban igualmente preparados para este sistema educativo.

P. ¿Qué oportunidades ofrece al profesor?

M. L. Se trata sobre todo de una herramienta facilitadora para alumnos y profesores. En el caso de los docentes, arroja un montón de datos que facilitan el seguimiento y las necesidades de cada uno de los alumnos. Sirve para tener una radiografía muy completa y esto facilita enormemente la toma de decisiones del profesor. Esa información y esa foto es algo que el profesor no tiene ese detalle normalmente. No tiene esa interacción. Esa información es enormemente útil.

J. F. Está claro que los estudiantes estarán mejor preparados con un libro de texto que se adapta a ellos que con uno tradicional. Los profesores tienen una variedad de opciones si aprovechan el material adaptativo extra, podrán ir más a las necesidades de cada uno en particular.

P. ¿Qué soportes se necesitan?

M. L. Es un producto online, normalmente los alumnos tienen que trabajar con ordenadores.

J. F. Sin embargo, damos respuesta a multitud de situaciones distintas de los profesores. Desde el caso de la educación invertida, en la que todo es digital y las clases son más prácticas, a situaciones en las que no se cuenta con esa tecnología. En este caso, al profesor se le facilita igualmente un informe, aunque este no estará a tiempo real. Entre ambos supuestos, hay multitud de casos que tenemos estudiados y contemplados.

P. ¿Qué es la educación invertida?

M. L. La educación invertida es un concepto que se está incorporando en las aulas. El alumno no está en clase escuchando la lección que le cuenta el profesor sino que las escucha en casa a través de vídeos. De esta forma, llega al colegio habiendo tenido la lección. La clase en lo que se convierte es en tiempo de trabajo práctico, resolución de dudas, de problemas, de trabajo colaborativo, y de esa manera se aprovecha mucho más el tiempo de aula.

P. Entonces, ¿están preparados para colegios que no cuentan con ordenadores para todos?

M. L. Sí, no tienen que estar todos trabajando a la vez. Si el centro no cuenta con suficientes recursos tecnológicos para todos, hay otras alternativas. Pueden turnarse o rotarse. El profesor se organizará. Podemos encontrar distintos modelos de aula y distintas situaciones y dependiendo de ello, los usos serán distintos. Habrá profesores que usen el sistema todos los días, otros que lo utilicen una vez a la semana… La cantidad de equipamiento que haya en las escuelas no debería ser un obstáculo.

P. ¿Se utiliza suficientemente la tecnología para la educación?

M. L. Probablemente no se esté utilizando la tecnología en todo su potencial, pero quizá sea porque todavía no ha habido ningún producto que realmente justifique la inversión en tecnología en los colegios. Hay centros con mucho equipamiento que no se utiliza quizá porque no se ha encontrado cómo utilizarlo.

J. F. Estamos solo en el comienzo. El mundo de la tecnología aplicada se va a fortalecer con los años. La utilización del hardware y la conectividad se demostrará que mejoraran el aprendizaje.

P. ¿Qué obtiene cada empresa de la otra con esta alianza?

M. L. A Santillana nos permite llegar al mercado con una tecnología probada y manteniendo siempre el concepto de productos de Santillana. Es una combinación perfecta. Conocimiento y experiencia en ambos mercados, tanto en contenido como en tecnología.

J. F. Knewton es una plataforma, no hay más, aunque suene poco atractivo. Nosotros creamos las líneas de código pero necesitamos el contenido de otros para funcionar. Esta alianza, además, nos da entrada en el mercado en español. Nuestras alianzas con otras editoriales estaban tradicionalmente centradas al mundo anglosajón.